C19: Manual para la crisis

La crisis apenas comienza. 

Todos tenemos mucho que comprender y aprender para reaccionar oportunamente bien.  

Las crisis son enseñanzas, para el que quiere sobrevivir.

La crisis del coronavirus está cambiando rápidamente a todas las naciones, en todos los sentidos.

Aquí ofreceremos puntos de vista que ayuden a  entender esos cambios y sus consecuencias en nuestras familias.

Tenemos el derecho de hacer de esta crisis, oportunidad, para vivir… mejor.


IMPORTANCIA DE ¨LA SANA DISTANCIA¨.

Para atacar la epidemia mundial que el Coronavirus 10, Covid 10 ha desatado, en  casi todos los países, las autoridades han establecido una estrategia llamada ¨la sana distancia¨.

Dos acciones fundamentales:  

guardar una distancia mínima de metro y medio entre las personas y evitar el contacto físico.

permanecer en casa. En México al menos, las 3 semanas siguientes.

La propuesta es evitar que el contagio se haga masivo y en corto plazo.  Los que saben de esto no tienen, por ahora, otra solución más inteligente, además de los cuidados médicos para los enfermos contagiados.

Aislarse y mantenerse distantes, ha iniciado otra epidemia, ahora, económica.  Crece rápidamente y se está haciendo masiva porque, está dejando sin empleo a muchos trabajadores y sin salario. El dinero se hace cada vez más escaso y esto hará que la producción de mercancías y servicios, disminuyan.  La salud de la economía nacional está igual que la atacada por el coronavirus 19.

Sin embargo, la ¨sana distancia¨, sigue siendo la medida más inteligente para la enfermedad. No para la economía y en especial para la economía de las familias, sobre todo, las más pobres.

Muchas familias no creen que el coronavirus sea real ni la pandemia que ha desatado. No se cuidan ni le dan la importancia que en la salud real de las personas tiene.

No ha faltado aquellos que dicen que esta pandemia es una estrategia de los ricos y poderosos para someter nuevamente, en condiciones más diffciles, a los pobres de las naciones más atrasadas.  

Creer que esta pandemia no es real es un error.

Creer que es una maniobra de los fifís, conservadores, neoliberales del mundo, también es un error.

Pero mientras se comprueba, debemos cuidarnos de la enfermedad del coronavirus y tomar decisiones para evitar que la enfermedad económica que provoca, afecte a nuestras familias.


Comprensión…

Inventada o nó, el coronavirus es una enfermedad real que se extiende por toda la tierra. Muchos están contagiados, unos han muerto, otros han sobrevivido.

La medida más eficaz, por ahora, es  ¨permanecer en casa¨, (cuarentena) y mantener una sana distancia entre las personas (metro y medio minimo).

Por eso, muchos negocios han cerrado y enviado a casa a sus trabajadores y empleados. La mayoría sin salario.

Otras empresas están abiertas, pero sus ventas han disminuido drásticamente, pronto cerrarán.

Lo que sigue, es más epidemia y muchos problemas económicos, muy serios, en las familias, cuyos trabajadores están sin empleo, sin salario y otros pronto lo estarán. 

Reacción… 

a.- Aceptar la realidad de la enfermedad y cuidar que ninguno en su familia se contagie.

b.- Permanecer en casa, al menos, los familiares que puedan, para no incrementar los contagios.

c.- Los que tienen que salir a trabajar, cumplir las sugerencias de prevención de contagio.

b.- Integrar un presupuesto muy austero para dos tiempos:  el de la cuarentena (3 meses) y el de la ¨recesión económica¨(dificultades extremas para volver al trabajo o para encontrar uno nuevo).

Aprendizaje...

Ninguno adivina el futuro. Lo planea, lo construye. No sabe que pasará. 

 El futuro que nos tocará, nos advierte dificultades en todos los sentidos. 

Incluyamos en toda previsión, el cálculo de esas dificultades en nuestra familia y dispongamos decisiones para enfrentarlo con éxito.

Necesitaremos nuevas formas de ayudarnos entre las diferentes familias.

Debemos prepararnos para las crisis que siguen.

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: