Hacer política y campaña con amigos de mis amigos, no es de amigos.

En la vida, lo legal y legítimo no es lo mismo.

Así como en política, la percepción y realidad tampoco lo son.

En los asuntos políticos -de candidatos y campañas pues- la percepción puede ser más importante y real que la realidad misma. 

Quienes simpatizan en algún partido o aspiran a ser candidatos en 2021, no pueden anteponer la percepción sobre la realidad. No es solo cuestión de entender lo que uno quiere entender o ver.

Si bien es cierto, ya no importa ser miembro activo o militante de antaño para ser candidato por uno u otro partido, si lo es, el hecho de contar con cuadros necesarios y suficientes para enfrentar el antes y el después de cada batalla en una guerra muy larga.

Guerra que se supone, se planeo para muchos trienios y sexenios.

Y batallas con altos y bajos, pero siempre con los suficientes recursos humanos y materiales. 

Morena y algunos políticos aspirantes rumbo al 2021, no lo entienden así o no quieren comprenderlo.

Tomar decisiones de interés político necesariamente conlleva las diferencias a la interpretación de la realidad. Interpretar y percibir son casi parecidos.

Utilizar o rentar no es lo mismo que acordar.

Acordar es un contrato no escrito con objetivos y beneficios en común. 

Utilizar o rentar soldados del ejército rival o vecino, no significa que sean de nuestra propiedad -no dejan de ser ajenos- y su práctica, termina casi siempre en golpe de estado, traición y venta al mejor postor.

O peor aún, quien pretende encabezar, termina como moneda de cambio.

Para unos u otros, “el fin de ellos, justifica los medios”… pero no a todos da resultados.

Pensar en hacer política y campaña con amigos de mis amigos, no es de amigos.

Podrá cambiar la figura pública, pero el pueblo seguirá viendo a los mismos de siempre brincando de equipo en equipo para posicionarse nuevamente al termino de la administración.

Morena en Puebla, cometió el mismo error al momento de ganar la gubernatura -con una aplastante victoria-, no conto con los cuadros que se requerían y mucho menos capacitados para echar andar la maquinaria gubernamental.

Decidió rentar amigos ajenos, mismos que solo velaron por sus intereses pero no por los del partido en el poder y que ahora, pagara posiblemente el precio de confundir su percepción con la realidad.

Realidad que el electorado entiende bien e interpreta mejor.

Por ello, muchos de los que aspiren a ser candidatos el siguiente año, no llegaran a la batalla llamada “junio 2021”.

Y más tratándose de asuntos de intereses, donde la percepción es la mejor cimentación para construir un juicio sobre la realidad.

Cada quien ve lo que quiere ver o mejor dicho, lo que algunos lo hacen ver.

Los tiempos y partidos cambian.

Incluso los padrinos.

Y sus intereses también.

Eso sí, el pueblo “bueno y sabio” nunca estará fuera de esta encrucijada.

No es un problema de estadísticas. Es un problema de demostraciones.

…“El que tenga ojos, que vea, el que tenga oídos, que oiga”.

Es tanto.

– EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS- 

La política no es adivinanza ni oportunismo, menos accidente. SANDRA MONTALVO encabezara los trabajos del PRI en el distrito de Tlatlauquitepec rumbo al 2021, el proyecto ya se cocina y no hay dudas.

Tiempo al tiempo…

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: