La capital manda: los rasgos de la nueva normalidad

Por Mario Martell

Este día es tiempo de imaginar el mundo del futuro. ¿Cómo será? 

¿En qué consiste ese poderoso concepto post-Covid19 denominado “La Nueva Normalidad”? 

¿Puede la “Normalidad” volverse “nueva” por el nombramiento de alguna élite? ¿Era la otra “normalidad” verdaderamente “normal”? ¿Quién o cómo se normalizó la antigua “normalidad”? ¿Somos los hijos de la “vieja normalidad” los que vamos a entrar a una “nueva normalidad”? ¿Sobreviviremos a esa post-normalidad? 

En una entrevista que le hacen al filósofo coreano, Byung Chul-Han, en el periódico El país, el pensador dice que se necesitan nuevas formas de inventar comunidad, porque las redes sociales y la hiperconectividad, nos han aislado. 

En el mundo dominado por Zoom, Skype, Teams, whatsapp y las transmisiones de Facebook que sería de nuestros contactos cercanos, muchos de ellos azarosos, nuestros encuentros estarían dominados por esta lógica algorítmica. 

En tu celular aparece un mensaje diciendo que tienes una reunión y de inmediato centras tu atención ahí: en el aparatejo de marras, que se ha convertido en el intermediario de tus interacciones sociales. 

En esta nueva normalidad, ¿qué será del azar? ¿Del estar a punto de encontrarse y de no hacerlo? 

Hace unos años la Tv tenía unos cuantos programas, todos predeterminados para un público cautivo. Hoy la oferta del streaming compite con las propuestas emergentes en las plataformas con apuestas variadas y atractivas.

Ya en el siglo pasado, Jean Baudrillard se había puesto muy serio afirmando que “la televisión sabe que no existe la noche. Es nuestro perpetuo día”, y hoy a través de las series infinitas y concatenadas bajo la dictadura de los guionistas, Amazon Prime, Netflix y demás, han declarado la muerte de la cultura cinematográfica. 

¿Qué sería de Tarkovsky, por ejemplo, en estos años aciagos cuando hay que extender las series lo más que pueda y las pelis deben sujetarse al imperativo estético de úsese y tírese, que alimenta el consumo del ogro mediático? 

Por eso sugiero una serie de títulos para las películas de la “Nueva Normalidad”. 

Guionistas del futuro y el presente. Leedme.

Helos aquí. 

La fé religiosa en los líderes del futuro.

La Pachamana está enojada.

Que David Lynch y los Kumbia Kings nos agarren confesados.

El futuro después del COVID-19 será post-capitalista, ultra-nacionalista, y cumbianchero. 

Que José José no es ni será nuestro Dial Diamond. 

Todo mundo aprenderá Python.

El Ulises de Joyce será superado por alguna novela escrita durante el confinamiento de la pandemia. 

Los hackers desarrollarán nuevos algoritmos evolutivos 

Liliput será recuperada. 

Nos podremos comunicar con los gatitos. 

¿Qué es la “nueva normalidad”? 

Es el regreso a una normalidad renovada, como cuando una compra una computadora en Mercado Libre, y la recibe uno rearmada con fierros provenientes de aquí y de allá, pero eso sí, sin presentar ninguna falla. 

The Sky is the limit, decían. 

Otros juraban “Tomaremos el cielo por asalto”.

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: