La Ruptura con Moreno Valle Relatada por el Gobernador Miguel Barbosa

Publicado por 24 Horas Puebla

La Quinta Columna
Por Mario Alberto Mejía

Durante el conversatorio del viernes pasado entre el gobernador Miguel Barbosa Huerta y quien esto escribe apareció de pronto —faltaba menos— el nombre de Rafael Moreno Valle.

Dejo al hipócrita lector con un fragmento de lo que ahí se dijo:

“A Andrés Manuel no le gustó Moreno Valle. Lo digo de manera muy clara. Pero Andrés Manuel era del PRD y admitió (en 2010) que el momento político era sacar al PRI (de la gubernatura de Puebla). Sacar al PRI. (…) Entonces yo participé apoyando la coalición PAN-PRD con Moreno Valle. No con el PAN. Con Moreno Valle”.

Mario Alberto Mejía (MAM): ¿Cómo se conocen?

Miguel Barbosa Huerta (MBH): No nos llevábamos. Nos caíamos mal. Ni trato tenía yo con él. Cuando Moreno Valle era secretario de Finanzas (del gobierno de Melquiades Morales Flores) apoyaba a mis adversarios internos en el PRD: a Susana Wuotto, a Horacio Gaspar Lima. Los apoyaba. Les daba coches, les daba bonos, les daba dinero para que hicieran política. No me llevaba yo con él.

MAM: Es ahí cuando nace esa frase de “gracias, Rafa”, ¿no?

“Gracias, Rafa”, le decían Horacio Gaspar Lima y otros.

MBH: Todos le decían así.

MAM: “Gracias, Rafa, por la camioneta. Gracias, Rafa, por esto y lo otro”.

MBH: Sí, él patrocinaba todo eso siendo secretario de finanzas. Entonces yo participé en ese momento y me exhibieron las fracciones del PRD que estaban controladas por el PRI. ¿De acuerdo? Y eran todos menos Nueva Izquierda.

MAM: Mario Marín también tenía control sobre algunos grupos del PRD. Por ejemplo: la Corriente Socialista.

MBH: Sobre todos ellos. Muchos, que se fueron a oponer al Consejo Estatal. Yo fui el que saqué, con la mayoría que tenía en el Consejo Estatal y Nueva Izquierda, la aprobación de la coalición PAN-PRD. ¿De acuerdo? Recuerdo que, cuando sacamos esa noche ese acuerdo, me habló Moreno Valle y me dijo sin haberlo tratado: “¿Sabes qué, Miguel? Gracias. Eres un maestro. Eres un señor. Me avergüenzo de haber pensado que tú estabas controlado por Mario Marín”.

MAM: Y ahí empezaron a platicar…

MBH: Sí, ahí yo me metí a la campaña y participé en muchas cosas. Vi muchas cosas en la campaña, pero finalmente nunca formó un gobierno de coalición.

MAM: ¿Pero qué hiciste, gobernador, exactamente en la campaña de Moreno Valle? ¿Cuál era tu función?

MBH: El PRI iba a ganar cuando empezó la medición de las fuerzas políticas que participaban. El PRI iba a ganar. Javier López Zavala iba a ganar y solamente con el PRD ganaba Moreno Valle. No con los demás partiditos.

MAM: Y ganan la elección y Moreno Valle se convierte en gobernador. ¿En qué momento te decepcionas de él?

MBH: Él no integra ningún gobierno de coalición. Él integra un modelo de negocios. Yo me hago senador, comienzo a ser aliado de su gobierno, comienzo a bajar miles de millones de pesos en recursos para diferentes obras. Me encargaba proyectos y yo conseguía recursos. El papel protagónico que yo jugaba como senador me daba esa posibilidad. Así de simple. Y él ejecutaba las obras. Yo no. Nunca tuve ninguna constructora ni conozco de estructuras ni nada de eso. Él ejecutaba las obras. ¿Entonces cuándo viene el primer desencuentro? Cuando él quiere hacer ganar (a la dirigencia estatal del PRD) al que fue diputado de Huauchinango: Carlos Martínez Amador. Nosotros, nuestro grupo, apoya a Socorro Quezada. Ahí nos damos el primer encontronazo. Ahí rompemos: cuando él quiere meterse a controlar el PRD y yo me opongo a que lo controle.

MAM: ¿La ruptura fue total?

MBH: Sí.

MAM: ¿No volvieron a sentarse? 

MBH:  Sí, bueno, sí, pero ahí ya él sabía que no iba a ser yo el alabador de sus cosas. Y ya después se fue complicando cada vez más hasta romper de manera brutal en el 2016.

.

.

Los Marranitos Muertos de la Fiscal Anticorrupción

La actual Fiscal Anticorrupción, María Eugenia Calderón Olimán, ha sabido utilizar sus dotes para escalar como lo haría una trepadora profesional en cargos y puestos del Gobierno del Estado.

En los mentideros de las oficinas de la 31 Oriente —sede de la Fiscalía General del Estado— se dice que la fiscal nada de muertito para no asomar la cabeza morenogalicista.

Ella, por su parte, trata de esconder la larga cola que arrastra todos para llegar a las oficinas en donde se fraguaron sendas carpetas de investigación en contra del hoy gobernador Barbosa.

La engañabobos ha tendido sus redes de viuda negra para tomar el control de la Agencia Estatal de Investigación dando órdenes a diestra y siniestra a su titular, su títere Juan Luis Galán Ruiz, quien ha logrado amasar —juran las fuentes consultadas— una fortuna inexplicable.

Todo mundo sabe que Calderón Olimán en contubernio con (su) Galán realizan pingües negocios antes de su eminente salida, extorsionando —vuelven a jurar las fuentes— de manera descarada a funcionarios y ex funcionarios a modo de los dos gobiernos anteriores para no integrar las carpetas respectivas por “corrupción” a cambio de una considerable suma de dinero.

La Fiscal Anticorrupción presume abiertamente su compadrazgo con un prominente notario público, sedicente amigo fraternal del gobernador, a quien piensa recurrir en caso de que el agua le llegue a los aparejos.

Parece ser que no entienden que está en marcha un nuevo gobierno ajeno a la impunidad y a la corrupción.

Que Dios los bendiga o los agarre confesados.

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: