Punto en común

El 2019 nos heredará una obligación difícil de entender y muchísimo más difícil de resolver: reencontrar un punto en común que nos devuelva la tranquilidad para poder pensar sin prisas, una tranquilidad que nos descifre las soluciones que eliminen nuestros, ahora ya, inaguantables odios y reorienten nuestras, ahora ya, también, inentendibles, inexplicables y pasionales venganzas.

No creo que algún mexicano esté exento de estos sentimientos y a mí me gustaría mucho, a nosotros nos serviría mucho que los líderes lo entendieran y trabajaran en ese sentido.  Urge, pero urge más que sus ayudantes aprendan a no construir su paraíso político alimentando esos odios y venganzas, buscando o construyendo enemigos, urge a nosotros los ciudadanos, invitarlos a que lo aprendan.

Concordia sería el valor político…. misericordia el religioso…solidaridad eficiente el humano.

Todas las sociedades nacionales están inmersas en una agitación inédita, intensa y permanente para la cual, ninguna institución social tiene asidero que las aquiete, reorganice y reoriente.  Parece que así conviene a los nuevos liderazgos.

El 2020 es par y en el decir popular es de buena suerte.  Tan mal andamos que no haríamos algo bien si nuestro destino lo dejamos a la suerte o a la inercia política de la manipulación de odios y venganzas.

Busquemos todos, ese punto en común, que nos reidentifique y regenere.

Y yo, me repito a mí mismo, la recomendación de mi madre, para que encuentre paz en mi alma..no termino por entenderla, a lo mejor  quizo decir construye paz en tu alma…. pero es, a mi juicio, totalmente útil….encontrar o construir paz en el alma de cada uno… nos serviría mucho para resolver nuestros problemas de la vida en común.

Por lo mismo, con todos el respeto del que soy capaz, deseo a ustedes, mis compañeros de ideas y lecturas,  paz en tu alma….el camino es largo y tenemos que andar…

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: