Transformación

Este año es parteaguas en la Educación mundial.  Ni la poderosísima fuerza innovadora, ni la capacidad seductora de las nuevas tecnologías digitales pudieron transformar la práctica educacional, y  a la Educación, como lo hizo un simple bicho imperceptible a nuestros ojos, pero no a nuestras vidas.

La Educación cambió radicalmente, sin grandes anuncios, sin tiempos razonables para una transición dialéctica, sin enormes esfuerzos de planeación ni cansadas y aburridas sesiones de consulta y sin la participación de los docentes, padres de familia…menos los alumnos.  Las grandes revoluciones así son.  Se dan, por algo parecido a la generación espontánea..que no lo es, al final de cuentas

Las condiciones estaban ahí, sin que alguien pudiera apostar que una pandemia mundial era el hecho notable a continuación, en la historia universal. Pero no nos tomó por sorpresa. Nos conquistó por confiados en un poder omnipotente que, ya vimos, no tenemos. Nos castigó, también por depredadores de la naturaleza. De hecho siempre ha sido así. Son los costos por mantener el privilegio de cumplir la escritura:  ..todo está hecho para tí…enseñorear la tierra!.

 Somos una sociedad confiada a un control científico de su vida, que ahora comprueba qué fue, insuficiente e inservible, además  una sociedad soberbia y vanidosa, que nos sentíamos super protegida por la inteligencia humana para avanzar y  hasta por las novedosas normas de la Bioètica, una ciencia que está naciendo para defendernos de la investigación científica perversa, pero no de la insuficiencia inmunológica del hombre y de la humanidad.

Tenemos mucho que aprender y más que aprender a saber.

Las herramientas digitales, a pesar de las descalificaciones magisteriales y de las dudas de toda la sociedad sobre su utilidad educacional, quien lo dijera, han hecho el milagro.  No tenemos la menor duda. Los tecnólogos, que alguna vez fueron calificados como aves de mal agüero, porque intentaban suplir al humano en su operatividad, han demostrado, un valor nada efímero. Al contrario, ahora los sabemos, son indispensable para mantener nuestra capacidad de inteligencia.

Así que, si alguien piensa que la pandemia fue algo imprevisible, debería revisar, con respeto, las condiciones de una sociedad fuerte en su ego, débil en sus sistemas de defensa, polarizada y contradictoria.

Claro, también debemos decirlo, pronto habrá solución.  La ciencia cumplirá, pero como siempre, primero los hechos, luego los controles, pues no hemos diseñado un sistema diferente, de basar la invención en lo contrario de la lógica aristotélica.  

Como sea, nos estamos reinventando. Tenemos que aprender de nuestras nuevas experiencias.

A Sócrates, Platón y Aristóteles, los grandes pioneros de la Educación occidental, no les podríamos convencer de educar a distancia. Piaget tampoco estaría de acuerdo.  En la integración de grupos, ellos aplicaron un principio básico de la economía del esfuerzo.  Miles de años siguieron en esa línea. Ninguno se hubiera atrevido a establecer que el futuro de la Educación no tiene que pasar ya, por las eternas cuatro paredes y un pintarrón, llamadas aula.  

Y aunque pronto regresaremos a ellas, la vida escolar será diferente. Algo seguirá siendo virtual, porque la Educación y las necesidades a que forzamos a los alumnos y padres de familia también.

Nuevas experiencias:

a.- Clases a distancia

Los profes y las profras  han tenido que ingresar, a regañadientes, a las filas del magisterio virtual y a la práctica de una docencia digital, para la cual no estaban preparados.  No, al menos, en las dimensiones que se requirieron. 

Sin embargo, como han podido, están dando clases a distancia.  

Es un esfuerzo importante, porque, una vez más, será el ingenio individual de los docentes, el que esté sacando adelante este periodo, que, ya no fue efímero, y la respuesta de cada uno de ellos fue inmediata, mientras los administradores de la educación pública tardaron una eternidad en tomar acuerdos. 

Admirable la respuesta y ladisposición de nuestros profes. No midieron su inexperiencia en docencia digital, solo les preocupó atender a sus alumnos y no suspender la atención educativa.  

Hace falta, reconocerles esa disposición y su vocación.  Pero, también formalizar una docencia digital, con oportunidades de aprendizaje e incentivos para nuestros profes, pero como de costumbre, eso se verá, algún día.

b.- Organización

El bicho también impactó ya, la organización sindical de los maestros y maestras. Primero, obligó a suspender procesos de renovación de varias secciones sindicales que ya, a estas fechas, deberían haber sido realizadas.  Al posponerlas, también pospuso la renovación del liderazgo nacional. Todos los ahora líderes, ni modo, tendrán que echarse otro año más, sirviendo a los profes.

Pero no será gratis, porque, en esa espera, además del bicho, les ha caído, la fuerza de la 4T.

Los líderes actuales tendrán la oportunidad histórica de cambiar las reglas, los procesos, los procedimientos, pero sobre todo, las mañanas, acostumbradas para ¨elegir¨a sus representantes sindicales. A lo mejor no con mucho gusto.

Así que en los próximos meses, los dirigentes sindicales magisteriales tendrán una doble responsabilidad. De un lado aprender para diseñar y operar un sistema totalmente democrático, con urnas, padrón electoral aprobado por las leyes, etc. y por otra, las formas, que siempre las habrá, para filtrar a quienes, en ¨consensos¨ discretos, no sabemos con quienes, tendrán que impulsar para vencer las resistencias normales de los nuevos electores, docentes con ansias de ejercer su libertad sindical y hasta de venganzas.

También, con el paso de estos meses, habrán de guardar un prudente compás de espera, por las elecciones de junio próximo.  En este tiempo, muchas cosas pueden suceder, pero sobre todo, deberán estar pendientes de las normales rupturas en el hasta unos años, monolítico grupo de poder.

Ahí están acechando, las huestes magisteriales de Maestros por México y esperando, como lo han venido haciendo, con una inteligencia insurgente, los indispensables, pero a veces, estorbosos, de la coordinadora, que, han sabido ejercer su peticiones en proporción a lo mejor desmedida de su lealtad a la actual transformación.

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: