Trump, el covid y las elecciones en EEUU

La influencia del COVID-19 en las elecciones de EEUU y cómo podría definir la balanza.

El pasado 1 de octubre por la noche, el presidente Donald Trump anunció a través de Twitter que él y su esposa habían contraído el virus COVID-19, hecho que conmocionó a la sociedad norteamericana y a la opinión pública internacional.

El contagio del presidente y la primera dama llega en un momento político de coyuntura. Después del primer debate, que por cierto no dejó satisfecho a nadie, y ahora la recuperación del presidente y su esposa es la nota más importante de todos los días. Lo que significa una exposición mediática sin precedente y que prácticamente borra al candidato opositor del escenario político.

Después de conocerse que una colaboradora cercana al presidente diera positivo, se encendieron todas las alarmas en la Casa Blanca y el primer círculo de Trump. El informe de la salud del mandatario se dio incluso en un hospital militar, una vez que Wall Street cerrara actividades para evitar un daño a la economía.

A pesar de estar hospitalizado, la actividad del presidente en las redes sociales es constante. Por un lado, reconoce la labor de los médicos y la comunidad de salud en EU y por otro agradece las muestras de afecto que ha recibido de sus simpatizantes para su pronta recuperación.

De acuerdo con las últimas encuestas el Demócrata Biden lleva una ligera ventaja sobre Trump, pero esta situación sin duda puede favorecer la campaña del presidente. De verse reflejado en las siguientes encuestas se podría decir que a Trump el COVID “le cayó como anillo al dedo”.

La pregunta que está en el aire es: cómo aprovechará el presidente su recuperación. Ya veremos frases que digan “Trump venció al virus chino” u otras como “América es más grande que el COVID”. 

Si Joe Biden en este momento parece tener el mayor número de simpatías, no necesariamente le garantiza un triunfo, ya que en los EU el sistema de Colegio Electoral le puede dar una sorpresa.

Por el momento el COVID y Trump libran una batalla conjunta y lo que parecía que sería una debilidad para el presidente estadounidense, por los malos resultados en el tratamiento del virus, puede convertirse en una fortaleza dependiendo del manejo mediático que veremos en los siguientes días.

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: