Esta semana en los 217 municipios que integran el Estado de Puebla, habrá renovación de gobiernos, pero, no en todos, de gobernantes. 

En la vieja tradición democrática estas fechas, serían de expectación, porque, nuevos gobernantes, siempre promoverán esa curiosidad, la más de las veces perversa.  Pero en la de este mes, poca emoción se percibe.

Serán los primeros gobiernos municipales contrarios al viejo principio de una revolución que, parece, hemos olvidado sus razones.  A lo mejor a medias, porque en lo de ¨Sufragio efectivo…¨puede ser que sean congruentes, pero en el de la ¨NO RELEECION¨,

Así lo quisieron las mayorías de esos municipios, es cierto, pero ello no le quita, ese espíritu contradictorio a la Tercera Transformación, la de 1917, esa que el Presidente Lopez Obrador festejará el próximo 20 de noviembre, con miles de paisanos en el zócalo de la ciudad de México.

En muchos sentidos, en diferentes direcciones y con diversas perversiones, la Reelección, flota ya en el aire del arraigo en la conciencia colectiva y solo es consecuencia de esa decisión que, por supuesto, no tomaron los legisladores de la 4 T, pero que los de la 4T no han querido eliminar, vaya, ni siquiera repensar y cuando lo han hecho, ya ve, han confirmado más su necesidad reeleccionista.

En Atempan, Teteles, Yaonahuac, Tlatlauqui y Teziutlán, el viernes estrenaran a los mismos presidentes. Habrá que ver si con ideas y estrategias nuevas para gobernar.  Esta columna, se dedicará a ellos y a los otros, que por primera vez asumen el cargo de presidentes municipales.  Siempre será grato acompañarlos en su desempeño.

Consulta popular.

Las leyes, desde hace muchos años, establecen que se debe consultar al pueblo para integrar el plan de desarrollo municipal de los nuevos gobiernos. A través de comités de planeación, deberían hacerse.   Esos comités representarían a los sectores de la población. Pero, en la mayoría de los casos, son los presidentes municipales quienes designan a los miembros de esos comités y pues, ahí se acaba lo representativo y lo democrático, porque, esos comités terminando diciendo, sobre las obras, los servicios y los dineros que habrán emplearse, serán: ¨los que usted diga, señor presidente.

Por eso, Carlos Peredo y el próximo gobierno de Teziutlán decidieron consultara a los teziutecos, sobre las obras y los servicios que, serían prioridad en los próximos tres años. La consulta se realizó, participaron personas y grupos que expresaron con libertad lo que creyeron pertinente para el bienestar de los teziutecos y ya están, en el próximo Plan de Desarrollo Municipal.

Esto, hace pensar, de entrada, que Peredo, ni está cansado, ni planea descansar, luego de 9 años de gobernar Teziutlán, por el contrario, la innovación y la energía, están en su experiencia y en su voluntad, lo cual, hay que decirlo, está respaldado por un gobierno municipal joven, conocidas las edades de los futuros regidores y síndico.

Y en los demás, esperemos que, apuesten por un nuevo gobierno, no importa los años que han gobernado, porque, deben honrar la confianza de sus amigos que, por alguna razón, les volvieron a elegir.

Ya iremos platicando aquí, en este espacio, si mi Directora Editorial, me da permiso.

Comments

comments